El presidente chileno Sebastian Piñera y Mike Pompeo se dan la mano (© Martin Bernetti/AFP/Getty Images)
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo (dcha.), saluda al presidente chileno Sebastián Piñera en el Palacio Presidencial de La Moneda, en Santiago, el 12 de abril. (© Martin Bernetti/AFP/Getty Images)

El secretario de Estado Mike Pompeo llegó a Santiago de Chile el 12 de abril para la primera escala de un viaje de cuatro días de duración por América del Sur en el que también visitará Paraguay, Perú y Colombia.

La gira destaca los compromisos estadounidenses con socios regionales que son democráticos, abiertos y económicamente dinámicos. Pompeo ha dibujado un contraste entre los aliados de Estados Unidos y los regímenes represivos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, mientras la administración Trump aumenta la presión económica y política sobre Nicolás Maduro.

En Santiago, Pompeo dijo a miembros del Congreso y empresarios chilenos que la administración Trump considera que Chile y Estados Unidos tienen la oportunidad de “cimentar un futuro de democracia y prosperidad para todas las personas de este hemisferio. No es un sueño imposible, aunque hace algunos años quizá no lo hubiéramos creído”. Señaló que Chile hizo la transición a la democracia de manera pacífica y que ahora está asumiendo un papel de liderazgo en los asuntos regionales. La visita de Pompeo se llevó a cabo unos días antes de la reunión del 15 de abril en Santiago de los ministros de relaciones exteriores de los países del Grupo de Lima para dialogar sobre Venezuela.

Pompeo visitará Paraguay el 13 de abril para reunirse con el presidente Abdo Benítez, la primera vez que un secretario de Estado de Estados Unidos visita Paraguay desde 1965. Dialogarán sobre la firme relación bilateral entre Estados Unidos y Paraguay en lo que se refiere a la lucha contra el crimen transnacional y la corrupción, el fortalecimiento de los lazos económicos y el apoyo a la democracia en Venezuela.

Pompeo viajará después a Lima, donde se espera que elogie la generosidad de Perú por apoyar a 730.000 refugiados venezolanos. El secretario Pompeo también agradecerá al país andino su liderazgo en el Grupo de Lima, que trabaja para la resolución pacífica de la crisis de Venezuela. Aunque no es miembro, Estados Unidos coopera muy de cerca con el organismo intergubernamental, que también cuenta con Brasil, Canadá, Colombia y México como miembros.

Finalmente, el Secretario hará escala en Cúcuta (Colombia) el 14 de abril para visitar organizaciones que apoyan a refugiados venezolanos.

En Chile, Pompeo afirmó que “Estados Unidos quiere tener vínculos. Estados Unidos quiere trabajar con esta región mientras da cada paso importante, especialmente aquellos que son difíciles. Juntos, eso es lo que estamos haciendo en Venezuela”. Indicó que Estados Unidos y sus asociados de América Latina convocarán una reunión ministerial en Perú centrada en las necesidades sanitarias de los desplazados. “Que no haya duda”, expresó, “los Estados Unidos y todos estos socios de la coalición continuarán aislando a Maduro”.