Mike Pompeo sentado en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, rodeado de otros (Ron Przysucha/Depto. de Estado)
El secretario de Estado Mike Pompeo se dirige al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 12 de diciembre (Ron Przysucha/Depto. de Estado)

El secretario de Estado Mike Pompeo instó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a tomar medidas contra Irán por sus temerarias actividades de misiles balísticos que, según él, amenazan a la población de Oriente Medio y Europa.

Hizo un llamamiento al Consejo de Seguridad el 12 de diciembre para que impida que Irán haga pruebas con misiles balísticos capaces de transportar armas nucleares.

“Irán se ha aprovechado de la buena voluntad de las naciones y ha desafiado múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad en su empeño por desarrollar una poderosa fuerza de misiles balísticos. Estados Unidos nunca aceptará esto”, dijo el secretario de Estado (en inglés).

Indicó que Estados Unidos tiene pruebas contundentes de que Irán ha exportado sistemas de misiles a los rebeldes hutíes en Yemen y que también está transfiriendo sistemas de misiles balísticos a las milicias chiitas en Irak.

Posteriormente Pompeo declaró a la prensa que “Irán ha estado haciendo pruebas y proliferando continuamente y esto debe terminar”.

Estados Unidos se retiró del acuerdo nuclear iraní de 2015 y reimpuso sanciones económicas por lo que ha denominado comportamiento maligno de Irán en Oriente Medio y más allá.

El Consejo de Seguridad prohibió estrictamente los misiles iraníes con capacidad nuclear de 2010 a 2015, pero después del acuerdo suavizó la prohibición con una resolución que “hace un llamado” a Teherán que no pruebe ningún misil balístico que pueda llevar ojivas nucleares.

“Es hora de que este Consejo de Seguridad se ponga serio respecto a este verdadero riesgo de proliferación del régimen iraní”, dijo Pompeo.