Por qué es importante el discurso del presidente sobre el estado de la Unión

Se calcula que millones de personas en todo el mundo escucharán el discurso del presidente Trump sobre el Estado de la Unión el 4 de febrero.

El discurso, pronunciado ante una sesión conjunta del Congreso, es una oportunidad para que el presidente revise sus logros en el año trascurrido y presente su agenda para el año entrante.

Sin embargo el discurso en el Capitolio de Estados Unidos, cada enero o febrero, también es una muestra de la democracia de Estados Unidos en acción. Es la única vez, aparte de las tomas de posesión presidenciales y los funerales de Estado, que todas las ramas del gobierno federal se hallan en el mismo recinto. El presidente representa al poder ejecutivo, los miembros de la Cámara de Representantes y del Senado representan al poder legislativo y los jueces del Tribunal Supremo representan al poder judicial.

La mayor parte de los asesores y consejeros de más confianza para el presidente en cada departamento, lo que se denomina el “gabinete”, también asiste.

El presidente Trump hizo su primer discurso ante una sesión conjunta del Congreso el 28 de febrero de 2017, cuando apenas llevaba en su cargo un mes. Pero no se trató de un discurso formal sobre el estado de la Unión. El 30 de enero de 2018, en su segundo discurso, declaró que “el estado de nuestra Unión es fuerte porque nuestro pueblo es fuerte”.

Una mirada al pasado

Algunas frases presidenciales de discursos del estado de la Unión se han hecho famosas.

Franklin Roosevelt en el atril, con funcionarios sentados en torno a él (© AP Images)
Franklin D. Roosevelt, presidente de Estados Unidos (© AP Images)

Franklin D. Roosevelt presentó sus “Cuatro libertades”, el 6 de enero de 1941, a saber: la libertad de expresión, libertad de culto, libertad de no tener necesidad y libertad de no tener miedo, para presentar su caso en favor de una mayor participación en la Segunda Guerra Mundial.

George W. Bush en una multitud, dando la mano (© AP Images)
El presidente George W. Bush (© AP Images)

George W. Bush acuñó la frase “eje del mal” durante su discurso del estado de la Unión de 2002, designando a Irán, Iraq y Corea del Norte como patrocinadores del terrorismo.

Ronald Reagan escribiendo en su mesa de trabajo (© AP Images)
El presidente Ronald Reagan le da los últimos toques a su discurso sobre el estado de la Unión, en la Oficina Oval de la Casa Blanca. (© AP Images)

Y alguna vez la ocasión del discurso se hace bien conocida debido a los invitados que asisten. La administración del presidente Ronald Reagan inició la tradición en 1982 cuando la primera dama invitó a sentarse junto a ella a Lenny Skutnik, que salvó la vida al pasajero de un avión de la compañía Air Florida que cayó al río Potomac, en Washington (ver nota al margen).

Una versión previa de este artículo fue publicada el 4 de febrero de 2019.

Discurso más breve: George Washington (1.088 palabras)

Más largo: Jimmy Carter (33.667 palabras)

Primero en ser televisado: Harry S. Truman en 1947

Primero en ser difundido en vivo por Internet: George W. Bush en 2002

Los presidentes pronuncian ese discurso por que el artículo II, sección 3, cláusula 1 de la Constitución de Estados Unidos establece que el “Presidente informará con regularidad al Congreso sobre el Estado de la Unión y le recomendará las Medidas que él estime necesarias y convenientes”.

Invitados memorables

Lenny Skutnik salvó a un pasajero de ahogarse luego de la caída de un avión de Air Florida en aguas del río Potomac.
– invitado de Nancy Reagan, 1982

Rosa Parks se convirtió en símbolo del movimiento de derechos civiles cuando rehusó obedecer al conductor de un autobús de cederle su asiento a un pasajero blanco en 1955.
– invitada de Hillary Clinton, 1999

Hermis Moutardier, uno de los auxiliares de vuelo que ayudó a impedir un intento de detonar una bomba instalada en los zapatos de un pasajero.
– invitado de Laura Bush, 2002

Wesley Autrey, un obrero de la construcción que le salvó la vida a un hombre que tuvo un ataque y cayó sobre las vías del tren subterráneo, evitando que fuera arrollado por un tren en Nueva York.
– invitado de Laura Bush, 2007