Ancianos se limpian las lágrimas durante un acto (© AP Images)
Los tártaros de Crimea se secan las lágrimas en 2004, en el aniversario de la deportación forzada por Stalin. (© AP Images)

Las autoridades de la ocupación rusa prohibieron a los tártaros de Crimea (en inglés) recordar el aniversario de una deportación masiva y forzada llevada a cabo por el líder soviético José Stalin. Solamente se permitió que se realizaran actividades aprobadas por las autoridades.

Hasta 2014 varias decenas de miles de tártaros de Crimea se congregaban anualmente en la plaza central de Simferópol, capital de Crimea, para conmemorar el 18 de mayo, día que en 1944 Stalin deportó de Crimea a 230.000 tártaros (en inglés). Obligados a viajar en vagones de ganado muchos tártaros murieron en camino a los Urales, Siberia, y Asia Central. Los sobrevivientes enfrentaron el hambre, las enfermedades y la represión. Casi la mitad, en su mayoría mujeres y niños, perecieron entre 1944 y 1947.

“Esta es la tercera vez que los tártaros de Crimea confrontan la prohibición y el hostigamiento por recordar a las víctimas del crimen de Stalin”, escribe Halya Coynash, activista de derechos humanos.

Estados Unidos y la Unión Europea (en inglés) reiteraron su preocupación por el deterioro de los derechos humanos en la península. “Rusia debe acabar con la represión de los tártaros de Crimea y de todos los que son víctimas de su ocupación”, dijo Daniel Baer, embajador de Estados Unidos ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

“La persecución del pueblo tártaro de Crimea no es solo un hecho histórico, es una realidad del presente en la Crimea ocupada por Rusia”, afirmó Baer.

Actualmente Rusia intimida y reprime al mismo pueblo:

Siga la conversación sobre Ucrania en @UnitedforUkr e inscríbase para actualizaciones semanales en United for Ukraine (Unidos por Ucrania). (Ambos enlaces en inglés).