Ruinas de piedra de una antigua ciudad (© Dea/V. Giannella/Getty Images)
Ruinas de la ciudad de Nan Madol en la isla de Pohnpei (Micronesia). (© Dea/V. Giannella/Getty Images)

El camino a Nan Madol termina donde los árboles se encuentran con el agua. Más allá de un pequeño canal, la antigua ciudad de piedra se levanta del mar. Sin embargo, el sitio necesita apoyo para garantizar que sus imponentes muros inspiren a los visitantes de los Estados Federados de Micronesia por generaciones.

Este año, el Departamento del Interior de Estados Unidos anunció casi un millón de dólares en subvenciones para la preservación histórica de sitios en Micronesia, Palao y las Islas Marshall. Y el Departamento de Estado concedió 375.000 dólares para proteger Nan Madol.

«Las noventa y nueve islas de Nan Madol representan un tesoro cultural, pero están amenazadas por el crecimiento excesivo», dijo Robert Riley, embajador de Estados Unidos en Micronesia. Indicó que el gran proyecto de restauración puede hacer retroceder la vegetación y permitir un mejor acceso a los historiadores y turistas.

Hombre con atuendo típico de pie junto a rocas al lado del agua (© Dea/V. Giannella/Getty Images)
King Ilten Setten, descendiente de los que mandaron sobre la antigua ciudad de Nan Madol, en abril de 2018. (© Dea/V. Giannella/Getty Images)

El complejo de Nan Madol es relativamente desconocido fuera de Micronesia. Las estructuras de piedra: templos, altares, palacios y tumbas; se encuentran sobre un arrecife. Mientras que los edificios parecen flotar entre canales conectivos, las piedras individuales pesan casi 50 toneladas métricas. La ciudad fue la sede de la dinastía Saudeleur de la isla de Pohnpei, que gobernó la isla durante medio milenio. Sus sitios ceremoniales y sus viviendas son muestra de una rica religión y cultura.

La subvención del Departamento de Estado permite a los científicos elaborar un mapa de las estructuras para entender cómo la vegetación está conectada con la arquitectura del sitio. «Un objetivo secundario es ver si hay otros sitios enterrados bajo tierra o bajo la vegetación que se han perdido, como los que se han encontrado en Petra», dijo Riley, refiriéndose a la ciudad de piedra en Jordania.

Construir una fundación sólida

Junto con la Isla de Pascua, Nan Madol es el principal sitio arqueológico de Oceanía con obras de piedra gigante. La UNESCO lo reconoció como Patrimonio de la Humanidad en 2016.

Ruinas antiguas en una jungla (© Nicole Evatt/AP Images)
Edificios de inmensas piedras se elevan en la ciudad de Nan Madol. (© Nicole Evatt/AP Images)

«Cada vez que voy, me impresionan varias cosas: la extensión del sitio, la complejidad de la ingeniería y las enormes piedras de hasta 50 toneladas que, de alguna manera, fueron transportadas al sitio y colocadas cómodamente y de acuerdo con un diseño de ingeniería preciso», expresó Riley. «¡Y todo esto en una pequeña isla en medio del Pacífico!»

Desde 1986, Estados Unidos ha proporcionado más de 2.500 millones de dólares a los Estados Federados de Micronesia. Este apoyo a la infraestructura, la salud, la educación y la preservación cultural ha ayudado a Micronesia a prosperar.

«Estados Unidos y [Micronesia] emprendieron este recorrido juntos hace muchos años, después de la Segunda Guerra Mundial», indicó Doug Domenech, del Departamento del Interior de Estados Unidos. Los dos estados «continuarán trabajando hacia las metas mutuas bajo el Pacto de Libre Asociación para promover el avance económico, la autosuficiencia presupuestaria y la autosuficiencia económica», dijo.