¿Qué hacen los vicepresidentes de Estados Unidos?

199

Los vicepresidentes desempeñan un papel muy importante en el gobierno de Estados Unidos, y su función principal es la de intervenir de inmediato y asumir plenos poderes en caso de que muera un presidente en ejercicio.

Esto ha sucedido ocho veces en la historia. Un noveno vicepresidente ocupó el lugar de un presidente cuando este renunció. Algunos vicepresidentes también han presentado su candidatura para la presidencia y cinco han ganado. En total, 14 vicepresidentes, casi el 30 por ciento, se han trasladado a la Oficina Oval.

Los vicepresidentes hacen mucho más que simplemente estar listos. Son confidentes y consejeros del presidente, expertos en persuadir al Congreso y al público de Estados Unidos y, a menudo, emisarios en misiones al exterior.

Por ejemplo, el vicepresidente Pence está viajando en la región de Asia y el Pacífico en abril para reunirse con aliados clave de Estados Unidos. Antes, en febrero, Pence se reunió con líderes mundiales en Alemania.

De acuerdo con la Constitución, el vicepresidente es el presidente del Senado, aunque la función es en gran parte ceremonial. Solo vota para decidir las votaciones empatadas en el órgano de 100 miembros.

No se especifican otras facultades, pero, en realidad, “la oficina ha crecido y se ha transformado en una parte central de la presidencia”, sostiene el profesor de Derecho de la Universidad de San Luis Joel Goldstein. El vicepresidente actúa como “asesor general y solventa problemas”.

Dick Cheney, en la administración de George W. Bush, ayudó a forjar la respuesta militar ante los atentados del 11 de septiembre. Al Gore, durante la presidencia de Bill Clinton, llamó la atención sobre el medioambiente.

Personas caminando frente a un gran edificio gubernamental (© Ken Howard/Alamy)
Walter Mondale, en la administración de Jimmy Carter, fue el primer vicepresidente que tuvo una oficina en la Casa Blanca. Pero él y los vicepresidentes que vinieron después han mantenido también una oficina ceremonial en el Edificio Eisenhower de la Oficina Ejecutiva. (© Ken Howard/Alamy)

El expresidente Obama alabó a su vicepresidente, Joe Biden, como alguien que “me puede decir cosas que nadie más me puede decir”.

En los primeros años de la república, el candidato que recibía la mayor cantidad de votos electorales se convertía en presidente, y el segundo, en vicepresidente. Desde 1804, el colegio electoral ha votado por separado por el presidente y vicepresidente (y hoy los candidatos presidenciales se presentan junto con un vicepresidente de su elección como compañero de fórmula).

Preparados

John Tyler fue el primero en suceder a un presidente fallecido, William Henry Harrison, quien contrajo un resfriado el día de la toma de posesión en 1841. El Congreso se mostró reacio a reconocer que Tyler tenía los plenos poderes de la presidencia, y los detractores le bautizaron sarcásticamente a Tyler “Su accidencia”. Tyler se mantuvo firme y sentó un precedente nunca más cuestionado.

La Enmienda 25 a la Constitución, ratificada después del asesinato de John Kennedy en 1963, estableció los procedimientos de sucesión y permitió que se nombrara un nuevo vicepresidente con la aprobación del Congreso. Antes de eso, en el caso de la muerte de un presidente, el cargo vicepresidencial quedaba vacante hasta las próximas elecciones presidenciales.

Dos de los presidentes más célebres fueron antes vicepresidentes: Thomas Jefferson y Teodoro Roosevelt. Otros que se convirtieron en presidentes fueron John Adams, Martin Van Buren, Millard Fillmore, Andrew Johnson, Chester Arthur, Calvin Coolidge, Harry Truman, Lyndon Johnson, Richard Nixon, Gerald Ford y George H.W. Bush.

El vicepresidente vive en una residencia a pocas millas de la Casa Blanca y vuela en un avión a reacción de la Fuerza Aérea.

Muchos vicepresidentes tienen ingenio y humildad. Pence tuvo la ocurrencia de decir que él y Trump son “un poco diferentes. Yo soy un muchacho de pueblo, él es un tipo de ciudad grande. … Es conocido por su gran personalidad, su encanto y su carisma, y yo no”.