Raros antílopes regresan a África

Un tipo de antílope cuyos cuernos se comercializaban como cuernos de unicornio en la época medieval y más adelante se extinguió en el medio silvestre regresará a África.

Llamado órice blanco, es el mamífero más grande que se haya extinguido en el medio silvestre en los últimos 20 años. No obstante, el año pasado, 25 órices blancos fueron reintroducidos en su hábitat natural en Chad. Asimismo, esta primavera, tres crías de órice se unieron a la manada.

Órices blancos en un entorno cerrado en Chad (© Agencia Ambiental de Abu Dabi)
Órices blancos en la reserva de gamos en Chad (© EAD)

El órice blanco, un animal del desierto, distinguido por sus cuernos largos y rectos, en una época deambulaba libremente (en inglés), desde Mauritania y Marruecos en el oeste hasta Egipto y Sudán en el este. Este antílope que vive en manadas se extinguió en estado salvaje en la década de 1980 debido a la caza no regulada, la sequía y la pérdida de hábitat. Unos 6.000 ejemplares viven en cautiverio.

La reintroducción es el resultado de los esfuerzos de la Agencia Ambiental de Abu Dabi (EAD) y el Programa de reintroducción de órice blanco del gobierno de Chad.

«Restaurar los órices en su medio natural tendrá un impacto enorme y positivo en la conservación y el manejo del ecosistema de pastizales del Sahel en su totalidad», señaló Steve Monfort, director del Instituto de Biología de Conservación del Instituto Smithsoniano. Se encontraba en Chad cuando los órices llegaron en avión en marzo de 2016 y los llevaron a la reserva de gamos Ouadi Rimé-Ouadi Achim.

Hombres sobre una jaula, levantando la puerta para liberar los órices (© Agencia Ambiental de Abu Dabi)
La manada estuvo en la reserva de Chad antes de ser liberada en el medio natural en 2016. (© EAD)

Antes de que se liberara la manada en el medio natural, se colocó a los órices un collar con sistema de posicionamiento satelital GPS para que los científicos del Instituto de Biología de Conservación del Smithsoniano de Estados Unidos y la Sociedad Zoológica de Londres pudieran observarlos. Un grupo de guardabosques entrenados por EAD y el Fondo de Conservación del Sahara supervisará la manada en Chad.

El plan consiste en llevar nuevos envíos de órices a intervalos regulares y así «crear una población silvestre viable durante los próximos tres a cuatro años», afirmó John Newby (en inglés), director ejecutivo del Fondo de Conservación del Sahara.

«Podríamos decir que no hay ningún proyecto de conservación como este.»

El Instituto Smithsoniano está exhibiendo el retorno del órice a la naturaleza durante la celebración de su evento “Earth Optimism” (Tierra optimista), que coincide con el Día de la Tierra el 22 de abril. Una versión de esta crónica fue publicada el 16 de mayo de 2016.