¿Sabes quién te está observando en línea? Cinco maneras de prevenir el delito cibernético. [vídeo]

Las personas utilizan herramientas en línea para realizar todas sus actividades, desde el trabajo hasta la banca y el cuidado de la salud. Eso significa que ahora más que nunca antes más información está en riesgo para que los ciberdelincuentes puedan robar tu identidad, usar “ransomware” (programas de chantaje) para mantener tu información como rehén o vaciar tus cuentas bancarias.

Estados Unidos ha gastado más de 100.000 millones de dólares en la última década protegiendo las redes informáticas gubernamentales de personas que quieren robar información. “Es un gran problema”, dijo el presidente Donald J. Trump en una reunión reciente del Consejo Tecnológico de Estados Unidos (American Technology Council), que fue creado para modernizar y proteger la obsoleta tecnología del gobierno de los ataques cibernéticos.

La seguridad cibernética no es sólo para los gobiernos. A continuación cinco consejos para protegerte en línea:

Ilustración de manos usando un teléfono inteligente1. Tener una ligera sospecha al usar el correo electrónico

No hagas clic en los enlaces que vienen en mensajes de correo electrónico a menos que conozcas a la persona que lo envía. Los hackers (piratas informáticos) tratan de engañar a la gente para que haga clic en enlaces falsos que parecen reales, cuando en realidad los enlaces descargan programas malignos o llevan a páginas web que tratarán de robar tu información personal. Por ejemplo, los hackers pueden enviarte un mensaje de correo electrónico que pareciera que fue enviado por tu tienda favorita. No hagas clic en los enlaces de ese mensaje. En vez de eso, visita la página principal de la tienda en una nueva ventana o pestaña del navegador.

Por la misma razón, nunca abras archivos adjuntos de personas que no conoces. También debes desactivar cualquier parámetro de configuración en tu correo electrónico que descargue adjuntos de manera automática.

Ilustración que muestra los símbolos de una persona, un candado y una contraseña2. Crear contraseñas complejas y únicas

La mayoría de expertos recomiendan usar un administrador de contraseñas como LastPass, 1Password o Keeper. Estos programas crean contraseñas complicadas para los sitios que visitas y facilitan su administración.

Si no utilizas un administrador de contraseñas, asegúrate de que tus contraseñas tengan letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. No uses la misma contraseña en más de un sitio web.

Ilustración de una mujer usando un teléfono inteligente3. Proteger la información personal

Las empresas y agencias gubernamentales no te pedirán tu contraseña, de modo que no debes enviar tu contraseña por correo electrónico ni decirla por teléfono. Si recibes un mensaje de correo electrónico con un enlace a una página para iniciar una sesión, no hagas clic; en su lugar, ve a ese sitio web en tu navegador e inicia una sesión allí.

Si repentinamente una compañía se pone en comunicación contigo y te pide que proporciones tu información personal, ¡no lo hagas! Cuelga la llamada y comunícate con la compañía, ya sea por teléfono o a través de su sitio web, para confirmar que la petición es en realidad hecha por esa compañía.

Ilustración de una computadora portátil y una tableta4. Utilizar lo último en tecnología

Asegúrate de que tus computadoras, teléfonos y tabletas tengan los programas actualizados. Además, cuando sea posible, utiliza otra capa de seguridad denominada autenticación de dos factores. Este enfoque va más allá de proporcionar una contraseña y un nombre de usuario; también requiere información que tú, y nadie más, tendrá. Es una gran manera de verificar que se trata de ti al intentar iniciar una sesión y no de alguien que finge ser tu persona.

Ilustración de una mano que sostiene un teléfono inteligente con un símbolo de alerta 5. Estar alerta de cualquier actividad inusual

Si tu cuenta bancaria o tu tarjeta de crédito tiene el servicio de alertas por mensajería de texto o correo electrónico, actívalo. De esa manera, incluso si su cuenta está en riesgo, recibirás una alerta. Si no te es posible activar las alertas por texto, asegúrate de revisar tus estados de cuenta con frecuencia para identificar cargos que no hayas realizado.

Gráficos por Julia Maruszewski/Doug Thompson/Departamento de Estado

Ataques cibernéticos recientes

El llamado “ataque ‘ransomware WannaCry’” causó estragos en todo el mundo en mayo, cuando los hackers utilizaron el maligno programa para tomar el control de más de 200.000 computadoras en más de 150 países. Los hackers fueron capaces de tomar el control de las computadoras de sus víctimas porque la gente estaba usando una versión obsoleta del sistema operativo de Microsoft (ver Consejo 4). Los hackers exigieron cientos de dólares para restablecer el acceso a las computadoras.

A finales de junio, otro ataque cibernético afectó a varios sitios importantes tanto gubernamentales como empresariales en Ucrania, cerró una fábrica de chocolates en Australia e interrumpió las operaciones de una compañía naviera internacional danesa. 

¿Qué es “ransomware”?

“Ransomware” es un programa informático que los hackers utilizan para tomar el control de una computadora y encriptar todos los archivos. Los hackers entonces exigen un pago al usuario a cambio de restablecer el acceso a sus archivos. Si el usuario no paga el rescate, el hacker borra los archivos.