Suma de más de 55 años de cárcel por desafiar la ley del hiyab de Irán

Dos mujeres con tocados en la cabeza de pie en un muelle mirando al agua (© Ebrahim Noroozi/AP Images)
Mujeres en el lago de los Mártires del golfo Persa en Teherán (Irán), en el mes de julio (© Ebrahim Noroozi/AP Images)

Estados Unidos denuncia la condena del régimen iraní a la suma de 55 años de prisión a tres mujeres por protestar pacíficamente contra una ley obligatoria sobre el hiyab, calificando el castigo de «grave violación» de los derechos humanos básicos.

«Condenamos al régimen iraní por sentenciar a Yasaman Aryani, Monireh Arabshahi y Mojgan Keshavarz a la suma de 55 años de prisión por protestar contra las leyes que obligan a vestir el hiyab mientras que simplemente reparten rosas», dijo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, en un tuit del 14 de agosto. «Instamos a todas las naciones a condenar esta grave violación».

El 31 de julio el juez Mohammad Moqisseh sentenció a las tres mujeres que fueron arrestadas esta primavera después de que aparecieran en un vídeo repartiendo flores en un vagón de tren de Teherán sin llevar pañuelos cubriéndoles la cabeza. A las mujeres se les negó asistencia letrada en el juicio, según grupos de derechos humanos.

Tuit:
IranHumanRIghts.org @ICHRI (Organización de derechos humanos de Irán)
Tres mujeres en Teherán han sido acusadas de «alentar a la prostitución» por protestar pacíficamente la ley del hiyab obligatorio en #Irán.
https://iranhumanrights.org/2019/08/three-women-issued-lengthy-prison-sentences-for-peacefully-protesting-irans-mandatory-hijab-law/ …
11:01 horas – 8 de agosto de 2019
(Enlaces en inglés)

Por la protesta que realizaron en el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo se les formularon cargos entre los que se incluyó «asamblea y colusión para actuar contra la seguridad nacional», «propaganda contra el régimen» y «alentar y preparar las bases para la corrupción y la prostitución», según el Centro de Derechos Humanos de Irán.

Los abogados de las mujeres niegan los cargos. Keshavarz recibió 23 años y 6 meses de pena, mientras que Arabshahi y su hija Aryani recibieron 16 años cada una. Se espera que las mujeres cumplan 10 años de prisión cada una.

En marzo, Moqisseh condenó a Nasrin Sotoudeh, abogada de derechos humanos, que defendió a otras mujeres acusadas de quitarse el velo, a 148 latigazos y 33 años de prisión.