Superviviente del atentado en el maratón de Boston conquista el edificio “Empire State”

Una mujer y un hombre caminan en la acera (© AP Images)
Roseann Sdoia y Michael Materia, el bombero que la rescató tras el atentado en el maratón de Boston en 2013. La pareja se ha comprometido recientemente. (© AP Images)

La superviviente del atentado en el maratón de Boston Roseann Sdoia escala nuevas alturas.

Sdoia, de 48 años, una espectadora que perdió una pierna en el atentado del 15 de abril de 2013 en el maratón de Boston y que ahora utiliza una pierna ortopédica, subió por las escaleras los 86 pisos, o lo que es lo mismo 1576 escalones, del edificio “Empire State” de Nueva York en una carrera benéfica anual para ayuda a atletas con discapacidades.

«Fue duro, quiero decir, decididamente es agotador, pero es una cuestión mental», declaró a la prensa al llegar a la cumbre.

Justo detrás de Sdoia, completamente vestido y equipado con su traje de bombero iba Michael Materia, bombero de Boston de 37 años que llevó a Sdoia al hospital a toda prisa aquél fatídico día. Se hicieron amigos y después se enamoraron y recientemente la pareja se ha comprometido para casarse. La boda será en el otoño.

Una mujer se ajusta una pierna ortopédica (© AP Images)
Sdoia se ajusta una pierna ortopédica. La superviviente del atentado en el maratón de Boston en 2013 y su prometido que es bombero suben por la escalera los 86 pisos del edificio “Empire State” para recaudar fondos para atletas discapacitados (© AP Images)

Sdoia estuvo entrenándose durante meses en los 294 escalones del monumento “Bunker Hill” de Boston, un obelisco que conmemora la batalla de Bunker Hill en 1775 durante la guerra de la independencia de Estados Unidos.

El emblemático edificio “Empire State”, que una vez fue el rascacielos más alto del mundo, ha convocado esta carrera de subir las escaleras durante 40 años. Corredores de todo el mundo ascienden desde el recibidor de entrada hasta la plataforma de observación, casi un cuarto de milla o medio kilómetro de altura sobre la Quinta Avenida. El evento se celebra para apoyar a la Fundación de Atletas con Desafíos, que ayuda a atletas de todas las edades.