El presidente Trump recibió al primer ministro japonés Shinzo Abe en la Casa Blanca el 26 de abril para celebrar una cumbre de dos días de duración sobre comercio y relaciones bilaterales.

Las conversaciones entre Trump y Abe se centraron en profundizar la asociación mundial entre Estados Unidos y Japón, según los dos líderes.

Trump ha descrito la alianza entre Estados Unidos y Japón como la piedra angular de la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región indopacífica y en todo el mundo. Las economías de Estados Unidos y Japón representan aproximadamente el 30% del producto interno bruto (PIB) mundial, por lo que los profundos lazos entre ambos aliados fomentan el crecimiento y la estabilidad más allá de sus propias fronteras.

En declaraciones previas al inicio de sus conversaciones bilaterales, Abe felicitó a Trump por el sólido crecimiento del PIB de Estados Unidos del 3,2 % en el primer trimestre de 2019, y ambos líderes señalaron que Estados Unidos hace muchos negocios con Japón.

«El vínculo entre Japón y Estados Unidos… seguirá siendo inquebrantable», dijo Abe a Trump.

En relación a la seguridad, Estados Unidos y Japón están firmemente comprometidos a promover la desnuclearización de Corea del Norte, y Trump y Abe celebran frecuentes consultas sobre la manera de lograr ese objetivo.

Abe también mencionó que será el anfitrión de la Cumbre del G20 en junio en Osaka, a la que Trump dijo que planea asistir.

Además, dijo Abe, Trump será homenajeado con la primera visita de estado a Japón durante el reinado del nuevo emperador japonés. (El emperador japonés Akihito abdicó del trono el 30 de abril y será sucedido por su hijo mayor, el príncipe heredero Naruhito, el 1 de mayo).

La visita de Abe a Washington reflejó la larga amistad entre Estados Unidos y Japón, y entre los líderes de ambos países. Abe y su esposa asistieron a una cena de cumpleaños para la primera dama Melania Trump, y el primer ministro disfrutó de jugar 18 hoyos de golf con el presidente en el club privado de Trump en Sterling, Virginia.

«Sr. Primer Ministro, usted es mi amigo y realmente aprecio mucho la visita», dijo Trump.