“Todas las parejas casadas serán tratadas exactamente igual”, dijo el secretario de Estado Kerry (en inglés), al anunciar un cambio en el proceso de visados de Estados Unidos para los esposos/as del mismo sexo el 2 de agosto de 2013. Es así de simple — las mismas reglas para parejas casadas en lo que se refiere a los visados, independientemente de que sean del mismo sexo o de sexo opuesto.

Sin embargo con los rápidos cambios sobre la manera en que la ley se hace cargo de las parejas del mismo sexo en otros países del mundo y todas las diferentes situaciones en relación a los visados, lo “simple” necesita explicarse un poco.

¿Qué ha cambiado?

Desde agosto de 2013, el esposo/a del mismo sexo de una persona que solicite un visado es elegible para una visa derivativa, lo que significa que él o ella tiene la misma elegibilidad para recibir un visado que si fuera un esposo/a del sexo opuesto. Así mismo, un ciudadano extranjero que se case con un ciudadano estadounidense del mismo  sexo es elegible para los mismos beneficios en materia de inmigración que si fueran esposos/as del sexo opuesto.

Tras la decisión del Tribunal Supremo de 2015 que garantiza el derecho a nivel nacional al matrimonio entre personas del mismo sexo, esposos/as del mismo sexo recibirán el mismo trato que esposos/as del sexo opuesto ante la ley federal.

¿Están incluidos los hijos/as e hijastros/as?

Los hijos/as e hijastros/as de esposos/as del mismo sexo de ciudadanos de Estados Unidos son elegibles para los mismos beneficios en materia de inmigración que los hijos/as e hijastros/as de parejas de sexo opuesto.

¿Son las parejas del mismo sexo en unión libre o unión civil elegibles para una visa derivativa?

Solamente una relación legalmente considerada matrimonio en el lugar en que se celebró hará posible que una de las partes sea considerada esposo/a en lo que se refiere a inmigración, pero es el mismo caso para las parejas del sexo opuesto.

¿Puede una persona comprometida con un ciudadano estadounidense recibir un visado?

Al igual que con las parejas del sexo opuesto, un compromiso puede permitir a un prometido/a del mismo sexo el ingreso en Estados Unidos para casarse, siempre y cuando todos los otros requisitos de inmigración se hayan cumplido. El Tribunal Supremo determinó en junio de 2015 que las parejas del mismo sexo pueden contraer matrimonio en cualquier estado de la nación (antes del fallo, sólo 36 estados y la ciudad capital de Washington habían legalizado el matrimonio para parejas del mismo sexo).

Si aún tiene preguntas, puede conocer mejor el tema de los visados de inmigración para casos de familia en la página de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de Estados Unidos o mirar el Google+ Hangout sobre pautas para visados para esposos/as del mismo sexo.

Lo principal, como dijo el secretario Kerry, es que siempre y cuando el matrimonio sea legalmente reconocido en el lugar en que se celebró “ese matrimonio es válido según las leyes de inmigración de Estados Unidos, y todas las parejas casadas serán tratadas exactamente igual”.

Todos los enlaces en inglés